Revista Notarial Notin

    Busqueda avanzada
    Novedades
    eyJidXNxdWVkYSI6bnVsbCwidm9jZXMiOm51bGwsInZvem9wIjpudWxsLCJ0ZXh0byI6bnVsbCwiZmVjaGFzIjpudWxsLCJmZWNoYXNQdWIiOm51bGwsInRleHRvbGVnaWJsZSI6bnVsbCwiZmVjaGFzbGVnaWJsZSI6bnVsbCwiZmVjaGFzUHVibGVnaWJsZSI6bnVsbH0=
    26/07/2019 (14/10/2019) BOE-A-2019-14713 El registrador sustituto no puede añadir nuevos defectos.
    CALIFICACION REGISTRAL SUSTITUTORIA,
    Resumen:
    El registrador sustituto no puede añadir nuevos defectos. En el supuesto de este expediente la registradora sustituta si bien confirma de forma expresa el defecto («al no resultar de la documentación presentada de forma fehaciente el contenido del cuaderno particional», matiza su forma de subsanación entendiendo que bastaría que el documento que recoge la partición figure con la firma y sello del Juzgado o firmada electrónicamente de forma que mediante un CSV pueda conocerse su contenido. No se trata, en puridad de un defecto nuevo, pero debe señalarse que al registrador sustituto cuando confirma el defecto apreciado por el registrador sustituido, no le corresponde matizarlo o interpretarlo ni señalar la forma de subsanación ya que será el sustituto, cuya calificación ha sido confirmada, quien deberá, en su caso, considerar los medios de subsanación. Si la revocación del registrador sustituto es total, debe acompañar el texto comprensivo de los términos en que deba practicarse el asiento. Si es parcial -como sucede en este expediente- y el registrador sustituido asumiera la inscripción parcial del título, igualmente deberá aportar la minuta del asiento de inscripción del título, cuya inscripción parcial se va a practicar bajo su responsabilidad. Pero fuera del supuesto de la revocación total o de la revocación parcial de la nota de calificación que afecte a determinadas cláusulas del título, siempre que sea susceptible de inscripción parcial, el registrador sustituto queda desvinculado del proceso y no debe realizar minuta alguna del asiento. Cuando no haya posibilidad de inscripción parcial, como es el caso del presente expediente, el procedimiento debe seguirse ante el registrador sustituido. Este, y no el registrador sustituto, será ante quien deban subsanarse los defectos, quien decidirá si la subsanación es o no suficiente, si se ha producido o no durante la vigencia del asiento de presentación y la forma de practicar el asiento si finalmente se subsanan los defectos planteados en la nota de calificación y confirmados en la calificación sustitutoria. Eso sí bajo la responsabilidad de ambos registradores que han intervenido, quienes deberán repartirse los honorarios derivados de los aranceles vigentes, por mitad. El principio de especialidad o claridad del Registro es de general observancia en la inscripción de toda clase de derechos reales. De lo anterior se sigue la necesidad de extremar la calificación para evitar el acceso de derechos que impidan conocer debidamente y con la necesaria claridad su contenido. Así, cuando la calificación entienda que de la documentación presentada a inscripción no resulte con la debida claridad los contornos o el contenido del derecho cuya inscripción se pretenda es preciso que se exprese con la debida precisión, expresando los motivos concretos de los que se derive tal afirmación. En el supuesto que da lugar a la presente, del análisis conjunto de los documentos presentados a calificación y muy especialmente de la sentencia firme que puso fin al procedimiento y su auto aclaratorio, resulta evidente, a pesar del tenor literal del escrito de solicitud de protocolización, que la partición hereditaria ha sido aprobada judicialmente. Pero no queda constancia de cuál de los dos documentos que recogen el cuaderno particional es el que finalmente refleja las operaciones acordes con lo aprobado que deben ser objeto de inscripción y cuya determinación corresponde exclusivamente al juez.
    26/07/2019 (14/10/2019) BOE-A-2019-14713 Si el registrador sustituto revoca totalmente el defecto o, sólo en parte, pero admitiendo la inscripción parcial, debe aportar la minuta del asiento, pues la inscripción -en su caso, parcial- se va a practicar bajo su responsabilidad.
    CALIFICACION REGISTRAL SUSTITUTORIA, PROCEDIMIENTO REGISTRAL, DENEGACION PARCIAL INSCRIPCION
    Resumen:
    El registrador sustituto no puede añadir nuevos defectos. En el supuesto de este expediente la registradora sustituta si bien confirma de forma expresa el defecto («al no resultar de la documentación presentada de forma fehaciente el contenido del cuaderno particional», matiza su forma de subsanación entendiendo que bastaría que el documento que recoge la partición figure con la firma y sello del Juzgado o firmada electrónicamente de forma que mediante un CSV pueda conocerse su contenido. No se trata, en puridad de un defecto nuevo, pero debe señalarse que al registrador sustituto cuando confirma el defecto apreciado por el registrador sustituido, no le corresponde matizarlo o interpretarlo ni señalar la forma de subsanación ya que será el sustituto, cuya calificación ha sido confirmada, quien deberá, en su caso, considerar los medios de subsanación. Si la revocación del registrador sustituto es total, debe acompañar el texto comprensivo de los términos en que deba practicarse el asiento. Si es parcial -como sucede en este expediente- y el registrador sustituido asumiera la inscripción parcial del título, igualmente deberá aportar la minuta del asiento de inscripción del título, cuya inscripción parcial se va a practicar bajo su responsabilidad. Pero fuera del supuesto de la revocación total o de la revocación parcial de la nota de calificación que afecte a determinadas cláusulas del título, siempre que sea susceptible de inscripción parcial, el registrador sustituto queda desvinculado del proceso y no debe realizar minuta alguna del asiento. Cuando no haya posibilidad de inscripción parcial, como es el caso del presente expediente, el procedimiento debe seguirse ante el registrador sustituido. Este, y no el registrador sustituto, será ante quien deban subsanarse los defectos, quien decidirá si la subsanación es o no suficiente, si se ha producido o no durante la vigencia del asiento de presentación y la forma de practicar el asiento si finalmente se subsanan los defectos planteados en la nota de calificación y confirmados en la calificación sustitutoria. Eso sí bajo la responsabilidad de ambos registradores que han intervenido, quienes deberán repartirse los honorarios derivados de los aranceles vigentes, por mitad. El principio de especialidad o claridad del Registro es de general observancia en la inscripción de toda clase de derechos reales. De lo anterior se sigue la necesidad de extremar la calificación para evitar el acceso de derechos que impidan conocer debidamente y con la necesaria claridad su contenido. Así, cuando la calificación entienda que de la documentación presentada a inscripción no resulte con la debida claridad los contornos o el contenido del derecho cuya inscripción se pretenda es preciso que se exprese con la debida precisión, expresando los motivos concretos de los que se derive tal afirmación. En el supuesto que da lugar a la presente, del análisis conjunto de los documentos presentados a calificación y muy especialmente de la sentencia firme que puso fin al procedimiento y su auto aclaratorio, resulta evidente, a pesar del tenor literal del escrito de solicitud de protocolización, que la partición hereditaria ha sido aprobada judicialmente. Pero no queda constancia de cuál de los dos documentos que recogen el cuaderno particional es el que finalmente refleja las operaciones acordes con lo aprobado que deben ser objeto de inscripción y cuya determinación corresponde exclusivamente al juez.
    26/07/2019 (14/10/2019) BOE-A-2019-14713 Si el registrador sustituto confirma el defecto, pero el sustituido admite la inscripción parcial, aquél queda desvinculado del proceso y no debe realizar minuta alguna del asiento.
    CALIFICACION REGISTRAL SUSTITUTORIA, PROCEDIMIENTO REGISTRAL, DENEGACION PARCIAL INSCRIPCION
    Resumen:
    El registrador sustituto no puede añadir nuevos defectos. En el supuesto de este expediente la registradora sustituta si bien confirma de forma expresa el defecto («al no resultar de la documentación presentada de forma fehaciente el contenido del cuaderno particional», matiza su forma de subsanación entendiendo que bastaría que el documento que recoge la partición figure con la firma y sello del Juzgado o firmada electrónicamente de forma que mediante un CSV pueda conocerse su contenido. No se trata, en puridad de un defecto nuevo, pero debe señalarse que al registrador sustituto cuando confirma el defecto apreciado por el registrador sustituido, no le corresponde matizarlo o interpretarlo ni señalar la forma de subsanación ya que será el sustituto, cuya calificación ha sido confirmada, quien deberá, en su caso, considerar los medios de subsanación. Si la revocación del registrador sustituto es total, debe acompañar el texto comprensivo de los términos en que deba practicarse el asiento. Si es parcial -como sucede en este expediente- y el registrador sustituido asumiera la inscripción parcial del título, igualmente deberá aportar la minuta del asiento de inscripción del título, cuya inscripción parcial se va a practicar bajo su responsabilidad. Pero fuera del supuesto de la revocación total o de la revocación parcial de la nota de calificación que afecte a determinadas cláusulas del título, siempre que sea susceptible de inscripción parcial, el registrador sustituto queda desvinculado del proceso y no debe realizar minuta alguna del asiento. Cuando no haya posibilidad de inscripción parcial, como es el caso del presente expediente, el procedimiento debe seguirse ante el registrador sustituido. Este, y no el registrador sustituto, será ante quien deban subsanarse los defectos, quien decidirá si la subsanación es o no suficiente, si se ha producido o no durante la vigencia del asiento de presentación y la forma de practicar el asiento si finalmente se subsanan los defectos planteados en la nota de calificación y confirmados en la calificación sustitutoria. Eso sí bajo la responsabilidad de ambos registradores que han intervenido, quienes deberán repartirse los honorarios derivados de los aranceles vigentes, por mitad. El principio de especialidad o claridad del Registro es de general observancia en la inscripción de toda clase de derechos reales. De lo anterior se sigue la necesidad de extremar la calificación para evitar el acceso de derechos que impidan conocer debidamente y con la necesaria claridad su contenido. Así, cuando la calificación entienda que de la documentación presentada a inscripción no resulte con la debida claridad los contornos o el contenido del derecho cuya inscripción se pretenda es preciso que se exprese con la debida precisión, expresando los motivos concretos de los que se derive tal afirmación. En el supuesto que da lugar a la presente, del análisis conjunto de los documentos presentados a calificación y muy especialmente de la sentencia firme que puso fin al procedimiento y su auto aclaratorio, resulta evidente, a pesar del tenor literal del escrito de solicitud de protocolización, que la partición hereditaria ha sido aprobada judicialmente. Pero no queda constancia de cuál de los dos documentos que recogen el cuaderno particional es el que finalmente refleja las operaciones acordes con lo aprobado que deben ser objeto de inscripción y cuya determinación corresponde exclusivamente al juez.
    26/07/2019 (14/10/2019) BOE-A-2019-14713 Si el registrador sustituto confirma total o parcialmente el defecto, pero sin declarar la posibilidad de inscripción parcial, el procedimiento debe seguirse ante el registrador sustituido, que será quien califique la eventual subsanación y decidirá la forma de practicar el asiento, en su caso.
    CALIFICACION REGISTRAL SUSTITUTORIA, PROCEDIMIENTO REGISTRAL, DENEGACION PARCIAL INSCRIPCION, DEFECTO TITULO INSCRIBIBLE
    Resumen:
    El registrador sustituto no puede añadir nuevos defectos. En el supuesto de este expediente la registradora sustituta si bien confirma de forma expresa el defecto («al no resultar de la documentación presentada de forma fehaciente el contenido del cuaderno particional», matiza su forma de subsanación entendiendo que bastaría que el documento que recoge la partición figure con la firma y sello del Juzgado o firmada electrónicamente de forma que mediante un CSV pueda conocerse su contenido. No se trata, en puridad de un defecto nuevo, pero debe señalarse que al registrador sustituto cuando confirma el defecto apreciado por el registrador sustituido, no le corresponde matizarlo o interpretarlo ni señalar la forma de subsanación ya que será el sustituto, cuya calificación ha sido confirmada, quien deberá, en su caso, considerar los medios de subsanación. Si la revocación del registrador sustituto es total, debe acompañar el texto comprensivo de los términos en que deba practicarse el asiento. Si es parcial -como sucede en este expediente- y el registrador sustituido asumiera la inscripción parcial del título, igualmente deberá aportar la minuta del asiento de inscripción del título, cuya inscripción parcial se va a practicar bajo su responsabilidad. Pero fuera del supuesto de la revocación total o de la revocación parcial de la nota de calificación que afecte a determinadas cláusulas del título, siempre que sea susceptible de inscripción parcial, el registrador sustituto queda desvinculado del proceso y no debe realizar minuta alguna del asiento. Cuando no haya posibilidad de inscripción parcial, como es el caso del presente expediente, el procedimiento debe seguirse ante el registrador sustituido. Este, y no el registrador sustituto, será ante quien deban subsanarse los defectos, quien decidirá si la subsanación es o no suficiente, si se ha producido o no durante la vigencia del asiento de presentación y la forma de practicar el asiento si finalmente se subsanan los defectos planteados en la nota de calificación y confirmados en la calificación sustitutoria. Eso sí bajo la responsabilidad de ambos registradores que han intervenido, quienes deberán repartirse los honorarios derivados de los aranceles vigentes, por mitad. El principio de especialidad o claridad del Registro es de general observancia en la inscripción de toda clase de derechos reales. De lo anterior se sigue la necesidad de extremar la calificación para evitar el acceso de derechos que impidan conocer debidamente y con la necesaria claridad su contenido. Así, cuando la calificación entienda que de la documentación presentada a inscripción no resulte con la debida claridad los contornos o el contenido del derecho cuya inscripción se pretenda es preciso que se exprese con la debida precisión, expresando los motivos concretos de los que se derive tal afirmación. En el supuesto que da lugar a la presente, del análisis conjunto de los documentos presentados a calificación y muy especialmente de la sentencia firme que puso fin al procedimiento y su auto aclaratorio, resulta evidente, a pesar del tenor literal del escrito de solicitud de protocolización, que la partición hereditaria ha sido aprobada judicialmente. Pero no queda constancia de cuál de los dos documentos que recogen el cuaderno particional es el que finalmente refleja las operaciones acordes con lo aprobado que deben ser objeto de inscripción y cuya determinación corresponde exclusivamente al juez.
    26/07/2019 (14/10/2019) BOE-A-2019-14713 Cuando la calificación entienda que de la documentación presentada no resulta con la debida claridad los contornos o el contenido del derecho cuya inscripción se pretenda, debe expresar con la debida precisión los motivos concretos.
    CALIFICACION REGISTRAL, MOTIVACION ACTO ADMINISTRATIVO, PRINCIPIO ESPECIALIDAD,
    Resumen:
    El registrador sustituto no puede añadir nuevos defectos. En el supuesto de este expediente la registradora sustituta si bien confirma de forma expresa el defecto («al no resultar de la documentación presentada de forma fehaciente el contenido del cuaderno particional», matiza su forma de subsanación entendiendo que bastaría que el documento que recoge la partición figure con la firma y sello del Juzgado o firmada electrónicamente de forma que mediante un CSV pueda conocerse su contenido. No se trata, en puridad de un defecto nuevo, pero debe señalarse que al registrador sustituto cuando confirma el defecto apreciado por el registrador sustituido, no le corresponde matizarlo o interpretarlo ni señalar la forma de subsanación ya que será el sustituto, cuya calificación ha sido confirmada, quien deberá, en su caso, considerar los medios de subsanación. Si la revocación del registrador sustituto es total, debe acompañar el texto comprensivo de los términos en que deba practicarse el asiento. Si es parcial -como sucede en este expediente- y el registrador sustituido asumiera la inscripción parcial del título, igualmente deberá aportar la minuta del asiento de inscripción del título, cuya inscripción parcial se va a practicar bajo su responsabilidad. Pero fuera del supuesto de la revocación total o de la revocación parcial de la nota de calificación que afecte a determinadas cláusulas del título, siempre que sea susceptible de inscripción parcial, el registrador sustituto queda desvinculado del proceso y no debe realizar minuta alguna del asiento. Cuando no haya posibilidad de inscripción parcial, como es el caso del presente expediente, el procedimiento debe seguirse ante el registrador sustituido. Este, y no el registrador sustituto, será ante quien deban subsanarse los defectos, quien decidirá si la subsanación es o no suficiente, si se ha producido o no durante la vigencia del asiento de presentación y la forma de practicar el asiento si finalmente se subsanan los defectos planteados en la nota de calificación y confirmados en la calificación sustitutoria. Eso sí bajo la responsabilidad de ambos registradores que han intervenido, quienes deberán repartirse los honorarios derivados de los aranceles vigentes, por mitad. El principio de especialidad o claridad del Registro es de general observancia en la inscripción de toda clase de derechos reales. De lo anterior se sigue la necesidad de extremar la calificación para evitar el acceso de derechos que impidan conocer debidamente y con la necesaria claridad su contenido. Así, cuando la calificación entienda que de la documentación presentada a inscripción no resulte con la debida claridad los contornos o el contenido del derecho cuya inscripción se pretenda es preciso que se exprese con la debida precisión, expresando los motivos concretos de los que se derive tal afirmación. En el supuesto que da lugar a la presente, del análisis conjunto de los documentos presentados a calificación y muy especialmente de la sentencia firme que puso fin al procedimiento y su auto aclaratorio, resulta evidente, a pesar del tenor literal del escrito de solicitud de protocolización, que la partición hereditaria ha sido aprobada judicialmente. Pero no queda constancia de cuál de los dos documentos que recogen el cuaderno particional es el que finalmente refleja las operaciones acordes con lo aprobado que deben ser objeto de inscripción y cuya determinación corresponde exclusivamente al juez.
    26/07/2019 (14/10/2019) BOE-A-2019-14713 Muy particular supuesto en el que la sentencia que aprueba la partición de la herencia ordena protocolizar dos cuadernos particionales diferentes, sin aclarar cuál de ellos es el que refleja las operaciones aprobadas y debe ser, por tanto, objeto de inscripción (determinación que corresponde exclusivamente al juez).
    PARTICION HERENCIA, PROTOCOLIZACION, AUTORIZACION JUDICIAL, PRINCIPIO ESPECIALIDAD,
    Resumen:
    El registrador sustituto no puede añadir nuevos defectos. En el supuesto de este expediente la registradora sustituta si bien confirma de forma expresa el defecto («al no resultar de la documentación presentada de forma fehaciente el contenido del cuaderno particional», matiza su forma de subsanación entendiendo que bastaría que el documento que recoge la partición figure con la firma y sello del Juzgado o firmada electrónicamente de forma que mediante un CSV pueda conocerse su contenido. No se trata, en puridad de un defecto nuevo, pero debe señalarse que al registrador sustituto cuando confirma el defecto apreciado por el registrador sustituido, no le corresponde matizarlo o interpretarlo ni señalar la forma de subsanación ya que será el sustituto, cuya calificación ha sido confirmada, quien deberá, en su caso, considerar los medios de subsanación. Si la revocación del registrador sustituto es total, debe acompañar el texto comprensivo de los términos en que deba practicarse el asiento. Si es parcial -como sucede en este expediente- y el registrador sustituido asumiera la inscripción parcial del título, igualmente deberá aportar la minuta del asiento de inscripción del título, cuya inscripción parcial se va a practicar bajo su responsabilidad. Pero fuera del supuesto de la revocación total o de la revocación parcial de la nota de calificación que afecte a determinadas cláusulas del título, siempre que sea susceptible de inscripción parcial, el registrador sustituto queda desvinculado del proceso y no debe realizar minuta alguna del asiento. Cuando no haya posibilidad de inscripción parcial, como es el caso del presente expediente, el procedimiento debe seguirse ante el registrador sustituido. Este, y no el registrador sustituto, será ante quien deban subsanarse los defectos, quien decidirá si la subsanación es o no suficiente, si se ha producido o no durante la vigencia del asiento de presentación y la forma de practicar el asiento si finalmente se subsanan los defectos planteados en la nota de calificación y confirmados en la calificación sustitutoria. Eso sí bajo la responsabilidad de ambos registradores que han intervenido, quienes deberán repartirse los honorarios derivados de los aranceles vigentes, por mitad. El principio de especialidad o claridad del Registro es de general observancia en la inscripción de toda clase de derechos reales. De lo anterior se sigue la necesidad de extremar la calificación para evitar el acceso de derechos que impidan conocer debidamente y con la necesaria claridad su contenido. Así, cuando la calificación entienda que de la documentación presentada a inscripción no resulte con la debida claridad los contornos o el contenido del derecho cuya inscripción se pretenda es preciso que se exprese con la debida precisión, expresando los motivos concretos de los que se derive tal afirmación. En el supuesto que da lugar a la presente, del análisis conjunto de los documentos presentados a calificación y muy especialmente de la sentencia firme que puso fin al procedimiento y su auto aclaratorio, resulta evidente, a pesar del tenor literal del escrito de solicitud de protocolización, que la partición hereditaria ha sido aprobada judicialmente. Pero no queda constancia de cuál de los dos documentos que recogen el cuaderno particional es el que finalmente refleja las operaciones acordes con lo aprobado que deben ser objeto de inscripción y cuya determinación corresponde exclusivamente al juez.
    26/07/2019 (11/10/2019) BOE-A-2019-14603 La Dirección General repite su doctrina -últimamente, muy reiterada- sobre el régimen transitorio de la reforma de 2017 del apremio fiscal, los supuestos actuales de venta directa de bienes, y la adjudicación a favor de la propia administración, así como los límites mínimos, en función con el tipo de subasta.
    ACTO ADMINISTRATIVO, ADJUDICACION SUBASTA PUBLICA, ANALOGIA, APREMIO ADMINISTRATIVO, APREMIO FISCAL, CALIFICACION REGISTRAL, CLASE INTERPRETACION, COMPRAVENTA BIEN MUNICIPAL, DERECHO TRANSITORIO, DIRECCION GENERAL REGISTROS NOTARIADO, ENRIQUECIMIENTO INJUSTO, INTERPRETACION, JURISPRUDENCIA, PERMUTA, PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO, PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO, REFORMA LEGAL, SUBASTA PUBLICA, TIPO SUBASTA
    Resumen:
    La Dirección General repite su doctrina -últimamente, muy reiterada- sobre el régimen transitorio de la reforma de 2017 del apremio fiscal, los supuestos actuales de venta directa de bienes, y la adjudicación a favor de la propia administración, así como los límites mínimos, en función con el tipo de subasta. A pesar de la incongruencia entre el texto de la adjudicación y el del mandamiento, una interpretación integradora de ambos documentos lleva a la conclusión de que es una consecuencia natural del procedimiento de apremio la extinción o agotamiento de la carga que se ejecuta, así como la purga o liberación de las posteriores. Si de la documentación presentada resulta la determinación del órgano actuante de cancelar tanto la carga ejecutada, como las posteriores, no puede acudirse a una interpretación exclusivamente literal de la documentación presentada.
    26/07/2019 (11/10/2019) BOE-A-2019-14602 Reitera la Dirección General su doctrina que exige, en caso de subasta desierta, que la adjudicación del acreedor por el importe de toda la deuda represente, además, como mínimo, el 50 por ciento del tipo de subasta, pero con la posibilidad de que haya una aprobación expresa del Secretario, en los casos previstos en la ley.
    CALIFICACION REGISTRAL, DIRECCION GENERAL REGISTROS NOTARIADO, JURISPRUDENCIA, INTERPRETACION, RESOLUCION JUDICIAL, ADJUDICACION SUBASTA PUBLICA, EJECUCION HIPOTECA, TIPO SUBASTA, EJECUCION EXTRAJUDICIAL HIPOTECA, SECRETARIO JUDICIAL
    Resumen:
    La correcta interpretación de la Ley de Enjuiciamiento Civil impide que la adjudicación se haga por un valor inferior al 50% del valor de tasación, a menos que medien las garantías que resultan de la aplicación analógica del artículo 670.4 de la misma ley. Si se respetan estos límites, no cabrá hablar de enriquecimiento injusto, salvo que, tras la adjudicación, y en un lapso relativamente próximo, el acreedor hubiera obtenido una plusvalía muy relevante.
    26/07/2019 (11/10/2019) BOE-A-2019-14601 La Dirección General repite su doctrina -últimamente, muy reiterada- sobre el régimen transitorio de la reforma de 2017 del apremio fiscal, los supuestos actuales de venta directa de bienes, y la adjudicación a favor de la propia administración, así como los límites mínimos, en función con el tipo de subasta.
    ACTO ADMINISTRATIVO, ADJUDICACION SUBASTA PUBLICA, ANALOGIA, APREMIO ADMINISTRATIVO, APREMIO FISCAL, CALIFICACION REGISTRAL, CLASE INTERPRETACION, COMPRAVENTA BIEN MUNICIPAL, DERECHO TRANSITORIO, DIRECCION GENERAL REGISTROS NOTARIADO, ENRIQUECIMIENTO INJUSTO, INTERPRETACION, JURISPRUDENCIA, PERMUTA, PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO, PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO, REFORMA LEGAL, SUBASTA PUBLICA, TIPO SUBASTA
    Resumen:
    La Dirección General repite su doctrina -últimamente, muy reiterada- sobre el régimen transitorio de la reforma de 2017 del apremio fiscal, los supuestos actuales de venta directa de bienes, y la adjudicación a favor de la propia administración, así como los límites mínimos, en función con el tipo de subasta. A pesar de la incongruencia entre el texto de la adjudicación y el del mandamiento, una interpretación integradora de ambos documentos lleva a la conclusión de que es una consecuencia natural del procedimiento de apremio la extinción o agotamiento de la carga que se ejecuta, así como la purga o liberación de las posteriores. Si de la documentación presentada resulta la determinación del órgano actuante de cancelar tanto la carga ejecutada, como las posteriores, no puede acudirse a una interpretación exclusivamente literal de la documentación presentada.
    26/07/2019 (11/10/2019) BOE-A-2019-14600 Tras afirmar que, por razón de la clase de deuda -gastos impagados de la comunidad de propietarios- y del tipo de procedimiento -el monitorio específico-, es necesario matizar las normas generales sobre el correcto emplazamiento de la herencia yacente (o sea, su doctrina al respecto), la Dirección General aplica las normas las normas generales sobre el correcto emplazamiento de la herencia yacente (o sea, su doctrina al respecto).
    GASTO COMUNIDAD, ANOTACION PREVENTIVA EMBARGO, JUICIO EJECUTIVO, COMUNIDAD PROPIETARIOS, PROPIEDAD HORIZONTAL, HERENCIA YACENTE, DIRECCION GENERAL REGISTROS NOTARIADO, INTERPRETACION, JURISPRUDENCIA,
    Resumen:
    El procedimiento monitorio por impago de gastos de comunidad es seguido contra una herencia yacente, sin constar actuación adicional en relación a sus eventuales herederos o contra los ocupantes del inmueble que ha generado los gastos objeto de reclamación. La recurrente aporta al recurso justificantes de trámites entendidos con algunos interesados en la comunidad hereditaria sucesora en la deuda generada por el titular registral. Pero tales documentos no pueden ser tenida en consideración, y deberán ser presentados ante el Registro. La regla general sobre la intervención en el proceso de la herencia yacente queda matizada en caso de deudas por gastos generales de las comunidades de propietarios. La regulación específica establece un sistema propio de determinación, reclamación y persecución de las deudas, intentado facilitar el cobro de las mismas. Así, cada propietario debe comunicar el domicilio en España a efectos de citaciones y notificaciones de toda índole relacionadas con la comunidad, y en su defecto se tendrá por domicilio para citaciones y notificaciones el piso o local perteneciente a la comunidad, surtiendo plenos efectos jurídicos las entregadas al ocupante del mismo. además, el propietario debe comunicar el cambio de titularidad de la vivienda o local -y quien incumpliere esta obligación seguirá respondiendo de las deudas con la comunidad devengadas con posterioridad a la transmisión de forma solidaria con el nuevo titular, sin perjuicio del derecho de aquél, a repetir sobre éste-. La eventual reclamación de las cantidades debidas se podrá dirigir contra el titular registral, que gozará del derecho de repetir contra quien corresponda ser el deudor. Lo cierto es que en este supuesto de demanda contra la herencia yacente y contra los herederos indeterminados o desconocidos del causante viene a ser la parte demandada que sustituye al propietario fallecido mientras no conste la aceptación de herederos determinados, por lo que constando dicho causante como titular registral, se cumple el requisito de demandar a la herencia yacente y herederos indeterminados o desconocidos del titular registral, pues no consta ningún otro titular que se haya preocupado de hacer constar en el Registro su titularidad a efectos de sus relaciones con la comunidad de propietarios, pero ello siempre que dicha herencia yacente haya intervenido cumpliendo los requisitos mínimos que impidan su indefensión y garanticen la tutela judicial efectiva, es decir, que la demanda se haya notificado algún posible interesado en la comunidad hereditaria, o que haya sido nombrado un administrador judicial para el caso.
    Loading…